Feeds:
Entradas
Comentarios

Silvia nos invita a reflexionar sobre la situación en nuestra nación. Y lo haremos con mucho gusto.

Vomite un Conejito

dibujo-1

Me llamo Silvia, tengo 21 años, estudio Arquitectura y soy de Venezuela.

Solo parte del problema

“Lo que ocurre en Venezuela no es una cuestión de política o de relaciones internacionales, sino de un golpe del crimen organizado de gran escala: un grupo de criminales ha tomado el control del Estado y asaltado su tesorería. El problema de fondo es que no existe un mecanismo jurídico internacional ni un modelo de cooperación regional que permita rescatar a un Estado en esas circunstancias sin violar su soberanía. De momento no hay como liberar a Venezuela, a su gente y a sus recursos de quienes los secuestran a punta de pistola”. Evan Ellis.

Ver la entrada original 1.346 palabras más

Aprender

Supongan las consecuencias: De improviso y de un modo casual, los poderosos del mundo descubren que han ignorado la existencia de un nuevo continente, poblado por variopintos habitantes, cuyo mayor placer consiste en compartir conocimientos, reflexiones, pensamientos e imaginación con todos aquellos que desembarcan en sus playas, recorrer con ellos inexplorados senderos disfrutando de los aromas más puros y dejándose acompañar, si lo desean, por los recién llegados en su diario acontecer e incluso en los momentos más íntimos.

Una lectora nada común

Ese nuevo mundo atrapa la atención de esas personas tan importantes, de  tal forma, que siempre están buscando la ocasión propicia para escapar de su anodina existencia y retornar a ese paraíso.  Hasta que descubren asombrados que tras cada visita, varía algo su conducta y contemplan las cuestiones que les competen de una forma más humana, y a sus congéneres con un filtro diferente, uno que torna importantes a personas que antes no lo eran, y muestra la mezquindad de aquellos que les rodean. 

120 entretenidas páginas de una divertida obra, para leer durante una mañana de lluvia. 

Tempestades

De acero es el diario de un soldado durante la primera guerra mundial, en la obra nos relata la realidad de la contienda, la vida en las trincheras que transcurre tediosa mientras permanecen ocultos en las madrigueras excavadas aguardando a que cese el atronador bombardeo constante de artillería al que se ven sometidos todos los combatientes y la indiferencia con la que descubren los cadáveres de sus compañeros antes de lanzarse al combate para intentar ganar unos pocas decenas de metros a un enemigo contra el que no tienen mayores diferencias que el color del uniforme o la forma del casco de acero que protege su cabeza.

La guerra que asoló una gran parte de Europa a partir de 1914, tuvo origen en el asesinato del heredero a la corona de Austria Francisco Fernando y de su esposa Sofía Chotek. El magnicidio tuvo lugar en Sarajevo el 28 de Junio, el autor material sería un nacionalista Serbio, Gavrilo Princep. Nombre de arcángel y apellido referente a la realeza. El posterior ataque sobre Serbia dividió a Europa en dos bandos. El inmenso despliegue de material bélico, tuvo consecuencias imprevisibles: Más de nueve millones de combatientes y siete millones de civiles perdieron la vida, una cifra extraordinariamente elevada, a causa de la sofisticada tecnológía industrial de los países beligerantes.

Tempestades de acero

La destrucción de enormes áreas urbanas, agrícolas o forestales, requirió la incorporación forzada de la mujer como mano de obra a las fabricas de armamento y para cubrir aquellos servicios esenciales cuyos titulares eran llamados a filas.

Éste trágico hecho provocó que, por primera vez en la historia, las trabajadoras fueran capaces de tomar el control de su propia economía.

En el ensayo Una habitación propia, otra lectura imprescindible, Virginia Wolf, definió en 1929 los requesitos  necesarios  para alcanzar la libertad, quizás no tuvo en cuenta que ésos tristes precedentes resultaran imprescindibles.  

¿De las guerras resultan los mayores avances? 

La Boda

Esa ceremonia en la que todo tiene que quedar perfecto, cada uno de los ornamentos colocados mostrando una armoniosa simetría, el blanco presente en lazos y centros de flores para alabar la virginal pureza y castidad de los contrayentes y cuando la eficaz organizadora puede acceder al templo, una vez ha terminado de celebrar la misa el pesado de Don Bartolomé el párroco titular, los nervios se adueñan del lugar.

-¡Pero como puede haber pasado si tenía los bancos contados y recontados y ahora ha surgido uno de no se sabe dónde!

-.No pasa nada Mariña amarra por ese lado y lo escondemos en la sacristía y recuperamos el orden proyectado. ¿Y usted que le parece que para eso es el fotógrafo?

No señora, que sólo pasaba por aquí y quería sacar unas fotos pero me parece una solución aceptable.

IMG_6085

F/3,5  1/60s.  ISO-3200  18mm

Total que dicho y hecho las damas de honor arrastran. No, así no, que se arruga la alfombra. Una tira, la otra empuja y al fin impera el orden, cuadran la cuentas, se diluye la anomalía que amenazaba con trastocar el orden social y las buenas costumbres. La iglesia luce esplendorosa, a pesar de la prohibición expresa del titular para que se enciendan las lámparas antes de la hora fijada, bajo pena de excomunión y en favor del ahorro energético. 

IMG_6088

F/3,5 1/80s ISO-3200 18mm

Cuando las titas decoradoras abandonan el lugar, un lamento se eleva al cielo después de rebotar un par de veces en la boveda de cañón:

-Ay señor, que esas feligresas más que devotas parecen estibadoras del puerto de Vigo, que me han arreado un tiento en la pierna con la esquina del banco y yo sin poder emitir ni un leve quejido, tragando lágrimas para no estropear el sacramento convocando al obispo al grito de ¡Milagro, milagro. Llora el santo! 

IMG_6083

F/4  1/30s  ISO-3200  31mm.

El mirón cierra el objetivo, apaga el aparato, se guarda la opinión antes de que se la solicite el santo y hace “Mutis por el Foro” porque ignorando si es Roque o es Santiago el herido, mejor mirar para otro lado y decir. “Pues de lo visto, no he oído nada”. 

¿Y ustedes ya tienen escogidas las flores?

Canecillos

-A ver Mariano, fijate como lo hace mi cuñado,  que felices son, creo que si me sujetas fuerte y paso la pierna izquierda por encima de tu derecha…

-Pero Martina ¿Y si resulta que es pecado?

-¡Lo que pasa es que ya no me quieres como antes!

IMG_6054

F/5,6 1/250s ISO-400 80mm

La representación de posturas explicitas en los soportes de los aleros para la techumbre durante el románico deben tener alguna explicación histórica. Como sea que se contemplan elevando la mirada: ¿Son una lección de anatomía o una promesa sobre lo que encontraremos en el cielo? No, no, si es el caso, ustedes sigan a lo suyo, a poder ser con discrección que los demás no somos de piedra. 

La edad

El paso del tiempo es inexorable, pero sus consecuencias son imprevisibles, retratado en la pluma de Simone de Beauvoir añade a la descripción una perspectiva magnifica y original. Malentendido en Moscú es una novela breve que relata la visita a la capital de la URSS de una pareja de profesores jubilados. Para ella, sobre todo, el nuevo estado laboral, libre de ataduras y horarios , supone un choque para el cual no esta preparada, por primera vez es consciente de su envejecimiento, de cuales han sido sus logros y fracasos profesionales y de la posible inutilidad de su existencia a partir de ese momento. Envejecer es un hecho natural y abandonar las obligaciones profesionales requiere un difícil aprendizaje. Quizás sea que, en el caso de ser mujer, el deterioro físico se sienta con especial dureza, la belleza es una imposición social y en cierta forma, sentirse atractiva podría ser un condicionante para alcanzar un cierto  éxito.

Malentendido en Moscú

Me ha sorprendido: penetrar en la mente de una autora que desde siempre me ha parecido una persona muy interesante y conocer ese aspecto de su personalidad. Bien, en lo que atañe sobre éste particular, puedo indicar que, llegado el momento, recibí una generosa oferta de la empresa para recibir terapia preventiva de cara a evitar una posible depresión. Me parece una excelente proposición a tener en cuenta, que sugiero, por si acaso algunos de ustedes se hallan en esa situación. Puedo anticiparlas que jamás sospeché que hubiese tantas cuestiones importantes que aprender.¿Habrá debate? 

El puente

IMG_6022

F/3,5  1/400s  ISO-800  18mm

Sólo son un montón de piedras inhertes dipuestas para atravesar la corriente manteniendo los pies secos, consta de un primer tramo ascendente que nos conduce a la cima, el punto desde el cual de puede contemplar discurrir el agua desde la seguridad que ofrece la altura, seguido de otro idéntico que en sentido descendente permite alcanzar la otra orilla donde se acaban esas preocupaciones. Como la vida. ¿Ser reflexivo es inevitable o se puede aprender a contemplar un objeto sin caer en cierto ensimismamiento?