Feeds:
Entradas
Comentarios

La vida alrededor

De cada suceso es percibida de distinta manera por cada una de las generaciones que conviven en la sociedad según su momento vital, ser infante, joven, maduro, viejo o anciano es una de las primeras circunstancias, lo que se encuentra en torno, que Ortega detecta como divergentes con las demás y convergentes con los coetáneos, señalando con ésta división cuales iban a ser las premisas para su trabajo.  “Yo soy yo y mis circunstancias”.

la vida alrededorMeditaciones para entender nuestro tiempo, quizás debería ser objeto de una adaptación para incorporar las modificaciones que entre todos introducimos en el uso del español y el cambio que sufrido por la sociedad ahora que, por primera vez en la historia, habitamos cinco generaciones distintas. Otro ensayo que considero fundamental para comprender el hecho humano sobre el lado occidental del pensamiento planetario. ¿Influye la edad, el estado civil, la formación, la clase social o el género en la forma de interpretar un mismo hecho? La verdad quedará determinada por la historia, pero nuestra propia comprensión de la realidad origina una respuesta inmediata por parte de cada uno de los grupos. Fui a la biblioteca. Sí. 

Una gran historia

Las amigas son para las ocasiones, tengo la suerte de compartir la de Lidia con muchos de ustedes y gozar de su inmerecida confianza. Rodando rodando me llega una propuesta para completar éste relato añadiendo siete líneas, me he permitido la libertad de acoger los textos anteriores, añadiendo al pie el nombre de los autores, y espero que, clicando sobre ellos, sean redireccionados a sus respectivos blogs. 

Es preciso tomar de a pasito  cuando el contenido es denso, finito. Se conjugan mejor los sabores en la misteriosa cueva de lo inimaginable. El paladar hace fiesta para recibir cuantiosos ingredientes desconocidos hasta entonces y dentro del delgado túnel de los sueños retenidos, emociones encontradas hacen fiesta hasta llegar a su destino.

Marifa

Et voilà! Así explicaba en mi libro de cocina, cómo detectar el sabor perfecto. Una mezcla entre lo tradicional y lo exótico; lo conocido y lo desconocido; la comodidad y la explosión de sensaciones. Y todo, con solo probar. Es la magia de la cocina, y la magia que quise transmitir cuando abrí mi restaurante. Sin embargo, algo falló y no sé el qué. Estoy en la ruina, y todo lo que aposté por este negocio lo he perdido. No me gusta pedir ayuda, pero esta vez te necesito. Espero tu respuesta.

“”Chef”” Castelle. 

ragdoll54

No esperaba para nada esta petición tan desesperada del “Chef” Castelle, tan afamado en la costa sur francesa. Y mucho menos que viniese dirigida a mí. Aquello era como si el maestro se dirigiese a la desesperada a su alumno, pero no me dejé llevar por mi inseguridad, como de costumbre. Si el gran “Chef” precisaba de mi ayuda, no sería yo quien cuestionase mi capacidad para facilitársela. Así que dejé en mis mejores manos mi propio negocio y tomé el primer tren hacia Marsella. En cualquier caso, aquello resultaría toda una experiencia para mí.

Ana Centellas

En cuanto llegué a Marsella el Chef Castelle me esperaba en la estación. Su aspecto decrépito y desaliñado me impactó. Nada tenía que ver con las fotos que antaño llenaran las primeras planas de las revistas gastronómicas más prestigiosas. 

Aparté ese pensamiento de mi cabeza, pues por fin averiguaría el propósito de su demanda. Era algo que me inquietaba bastante, pues no entendía qué querría un gran chef venido a menos de mí, un humilde zapatero.

Lidia Castro

Una exquisita limpieza imperaba en la cocina. La atravesamos sin parar hasta alcanzar el interior de la cámara frigorífica. Allí un cocodrilo eviscerado colgaba del único gancho disponible. Era la única oportunidad del Chef para impresionar a los quince afamados críticos gastronómicos que se sentarían en el comedor para degustar de su última creación. Había fracasado en cien intentos anteriores para contener el relleno en el interior del asado durante las catorce horas de horneado. Conteniendo las lágrimas suplicaba: Cose como sólo tú sabes. Aferré la lezna y mirándole a los ojos, la hundí tres veces en su pecho sudoroso. 

Carlos Feijoo

Como sea que la cuestíón parece que se complica, tengo el gusto de rogar a Mayte, que, además de una gran persona y amiga, es una excelente escritora, para que continue con éste relato. 

Autorelato

Sólo estaba cansado, nada que reseñar en especial, si acaso le impulsó la monotonía. Recorrió solitarias carreteras durante toda la noche. Contempló las constelaciones desde algunos lugares ajenos a la iluminación artificial. Hasta que Eos, la de los dedos rosados, anunció la llegada de su gemela Aurora. Ulises en Ogigia. Si hubiese podido llorar y librarse de la profunda angustia que sentía. Aparcó el coche en el arcén, puso los pies sobre el asfalto que comenzaba a recibir los primeros rayos de Sol, cerró la puerta con llave y caminó unos metros hasta alcanzar el centro del puente, escuchó la melodía del agua corriendo entre las rocas. Y saltó al vacio. 

IMG_5860

F/5  1/4000s  ISO-400  46mm

 

Previsiones

-Vaya Martina. ¿Pero no dijo el hombre del tiempo que ibamos a disfrutar de un fin de semana veraniego debido a la persistente presencia del anticiclón de Las Azores que se posicionaria sobre la mayor parte de la peninsula ibérica?

-Sí Mariano, sí. Pero el abuelo dijo que en Abril aguas mil, que el Calendario Zaragozano promete abundantes lluvias, que el peral del patio aún no abre las flores, que el mirlo no canta desde el Domingo y los grajos bajan al río pegando a la era. ¡Así que caerá nieve seguro y tú con un jersey fino, una rebeca y el equipo completo para la bici y jugar al tenís! 

IMG_5721

F/4  1/1250s  ISO-100  42mm.

Autoretrato

Sí, cada imagen cuenta una breve historia. Inventen la suya propia si les apetece, emociona, repele, deja indiferente, gusta o disgusta. 

IMG_5860

F/5  1/4000s  ISO-400  46mm

Porque parece ser que eso es lo que hacemos cada vez que ensartamos un texto con unas cuantas frases.

 

Ejemplares

Obedeciendo a una profunda exigencia de su organismo, se entregan apasionados al ejercicio de una actividad. En esta entrega consiguen cierto grado de perfección y entonces sin proponerse, resultan ejemplares para otros.

Antónimos: Injusto. Escandaloso. Inmoral. Imperfecto.

En vez de aventajarse en alguna de las tareas importantes del superior repertorio humano, sumergiendose en ella sin remilgos, el falso ejemplar tiene que comenzar por dar importancia a lo que no tiene, a fin de ser en algo ejemplar. Y como es más fácil no hacer que hacer, su heroísmo se compondrá, sobre todo, de renuncias y abstenciones…las clases robustas…no preguntan nunca, para estimarlo, qué es lo que no hace, sino al revés, qué hace.

J. Ortega y Gasset – La Vida Alrededor.

Tengo la enorme suerte de haber encontrado en ustedes una maravillosa amalgama de personas ejemplares, bondadosas, solidarias y ansiosas por mostrarnos la perfección que alcanzan sus obras. Este pensamiento me ha llegado a través de los años navegando sobre las páginas de un libro. Tenía que escribirlo, aunque temo que a Mariano no lo guste demasiado. 

IMG_5829

F/5,6  1/3200s  ISO-400  55mm.

En la pared de esos farallones, se encuentra un refugio prehistórico, en el cual los primeros escritores reflejaron sus inquietudes pintando extraños signos. 

Visita

-A ver Mariano que ya sé que perteneces a la noble familia de Robles. ¿Pero todavía andas así? ¡A vestirse para recibir a la prima Vera!

-Es que creo que el verde me hace más gordo Martina.

-Eso son imaginaciones tuyas Mariano.(Si hubieras hecho el paseo del colesterol durante el invierno, en vez de estar aletargado en el sofá delante de la tele, a lo mejor hasta te valia el traje del año pasado y te crujían menos las ramas). 

IMG_5836

F/4,5  1/800  ISO-200  34mm