Feeds:
Entradas
Comentarios

Luna

-Chicas dismulad, pero creo que ya me está de mirando otra vez. Para mí le hago tilin.

-Ése es un don Juan de tres al cuarto, Iluminada, verás como dentro de nada sigue su paseo y desaparece.

-Que no Luz, que si no le gustara no volvería la cara todos los meses, a lo mejor es capitán de barco, o piloto y pasa el resto del tiempo viajando. 

-No te hagas ilusiones Estrella, que siempre aparece por mi lado y me mira, lo noto porque me suben los calores.

-Eso, Iluminada, va a ser de que se te ha aflojado un conector. Mejor llamo a los mantenimiento.

-¡Niñas callaos! Que empezaís de broma y me acabaís fundiendo los plomos. ¡Ay que cruz.! 

-¿Eh, que pasa con Cruz? ¿Ya ha pasado el cartero? Me he quedado traspuesta un ratito.

IMG_5611

F/4,5 1/3200s ISO-200 50mm

 

 

.

 

Poniente

Desde ese punto algunas decenas de amas asistirían a la puesta de sol cada tarde, una vez acabadas las tareas que tenían encomendadas en la rectoral, eso sí, que la labor es lo primero. La mayoría serían madres o hermanas del párroco y algunas aceptadas y tratadas por los feligreses con el respeto debido a una querida sobrina que cuidaba del sacerdote titular. ¿Sino? Como ellas, cerradas las puertas de la iglesia y transcurrida la hora del chocolate con bizcocho, sí, justo esa, pasadas de la tarde las ocho. En lugar de un idéntico paisaje vestido por el clima, disfrutamos de una ventana al mundo que nos ofrece multitud de imágenes cuya contemplación puede encerrarnos en la prisión de la curiosidad. –Ya ¿Y la cuestión que nos ocupa?  -Hoy, sí les apetece, la pregunta la ponen ustedes. Porque sólo se me ocurre una nada interesante. ¿Amar a Dios excluye cualquier otra forma de amor? 

IMG_5610

F/4,5  1/2500s  ISO-400  54mm.

Abstemios

La farola, desconectada de la red, insiste en mantener iluminada esa misteriosa mancha rojiza y reseca sobre el adoquinado. Ahora ya casi nadie se atreve a transitar por la calleja para acceder a la cantina.

IMG_5599

F/5 1/640s ISO-400 60mm

 

La cocina del infierno 2

-Adelfas, dijo Cristina. -Una vez leí que una mesonera se cargó a una compañía de franceses echando una hoja a hervir en el cocido. Cada madrugada compartimos coche para subir hasta el complejo y ahorrar gastos. Comentando lo mal que nos sentimos, más desde que supimos lo que se traen entre manos. Permaneceran hospedados durante un mes preparando la próxima reunión y negociando sobre el precio del intercambio de acciones y valores derivados entre los socios, según sus previsiones.

-¿Previsiones? Y una mierda. Tú, como no los entiendes, ni te puedes imaginar las palabras que cruzan cuando abandonan la sala de juntas, no me atrevo a levantar la vista del ordenador. Es jerga geoestratégica pura.

-Por mi parte escucho anonadado las aclaraciones.

-Hablan sobre los precios de todo, cacao, café, trigo, arroz, aceite, petroleo, fletes de barcos y de la inestabilidad política necesaria para controlarlos y sobre la forma de que sus jefes saquen la máxima tajada posible especulando con el destino de los habitantes de los países productores. Si se prevee una mala cosecha en Brasil, que se agarren los de Kenya que tendrán problemas con la guerrilla. Y el tipo Robusta almacenado entre una nube de CO2 en las bodegas de enormes barcos esperando en alta mar que sea el mejor momento para llegar a puerto.

Y es que Cristina además de ser la recepcionista y ama de llaves, está doctorada en relaciones internacionales, ha cursado dos máster y habla con fluidez cuatro idiomas. Para un licenciado en sopas y sarten, que apenas se hace entender en francés, como es mi caso, que el sobre, a final de mes, sea bastante más abultado que el suyo me hace pasar verguenza ajena. Pienso, para mis adentros, si será también cosa de la oferta y la demanda de cocineros.Pero no lo digo.

IMG_5667

F/4  1/2000s  ISO-200  31mm

La cocina del infierno

En aquél complejo residencial, sólo el cocinero podía conocer lo que se guisaba mientras permanecían enclaustrados los principales asesores financieros de los socios del Club Bilderberg, si el consumo vespertino de The Macallan Fine por el grupo de los más afectados reflejaba de manera fiel la marcha de las negociaciones, los pedidos de caviar Almas regado con botellas de litro y medio de Blanc de Blancs Le Mesnil-sur-Oger, durante la cena, confirmaban las buenas perspectivas de aquellos que habían apostado por la opción contraria. 

IMG_5671

F/5,6  1/2000s  ISO-200  73mm.

Juvenil

Con ésa etiqueta parece que pretenden expulsarnos a los “idosos” de ciertos ámbitos culturales, pues sepan que lo he disfrutado durante dos tardes de mal tiempo, que no todo van a ser sesudas lecturas, del  mismo autor Terry Pratchett “Dioses menores”. Que en ésta ocasión nos transporta hasta una isla remota arrasada por una ola gigantesca, donde presenta una teoría revolucionaria, sobre la concepción del mundo y la caducidad del conocimiento, disfrazada de aventura.

JuvenilLa lectura ocupa una buena parte de mi tiempo libre y es a ellos, a los autores de todos los tiempos, y al insomnio, a quienes les debo la mayoría de los conocimientos que he tomado en préstamo. A pesar de lo cual la lista de obras pendientes aumenta sin cesar. Hace tiempo que llegue al convencimiento de que una vida entera no sería suficiente para disfrutar de todo lo bueno que se ha escrito. Presumo que a la mayoría de ustedes les sucede algo parecido y que a lo mejor han encontrado una solución para el dilema y desean compartirla con todos nosotros.

Cerezos

Buscando las imágenes de la explosión primaveral que ofrecen algunos pueblos a los cuales se accede atravesando pasos de montaña y recorriendo sinuosas carreteras. Mejor sin prisa, deteniéndonos en los lugares adecuados para disfrutar de las mejores vistas de la cordillera.

IMG_5670

F/5,6  1/2000s  ISO-200  80mm.

Me viene a la mente el recuerdo de una leyenda, según la cual, una cálida noche, de repente, se desplomó sobre el valle una gigantesca masa de agua que surgió de improviso desde la base del glaciar ahora desaparecido. Arrastrando algunos de los pueblos del valle.

IMG_5693

F/3,5  1/2000s  ISO-100  18mm

La naturaleza nos da lecciones de vida y muerte cuando menos lo esperamos.

El tiempo fue mudando a medida que avanzaba la mañana.

IMG_5695

F/3,5  1/4000s  ISO-100  22mm

Y el frente nuboso que avanzaba desde el norte comenzó a deslizarse, valle abajo hacia el sur, anticipando una fría tarde de lluvia. 

IMG_5689

F/3,5  1/800s  ISO-100  28mm

Mientras emprendemos el retorno en busca del calor del fuego. Dejamos atrás montañas de granito, tan viejas e imperturbables como el tiempo, aguardando a que la nieve las oculte de nuevo bajo un espeso manto.