Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘De lecturas’ Category

El escritor

Que vive rozando el carácter social para comprender su esencia, que su tarea no posee una naturaleza social y que debe asumir su posición excepcional sin disiparse en sí mismo ni su imagen en cuestiones secundarias, cuando no la alcanza, el fracaso es para el escritor más propicio que el éxito. 

El éxito literario puede ser por un lado. De público, un aspecto éste muy importante, incluso decisivo. Por otro inmanente a la literatura misma cuando percibe la sensación de concebir y componer una frase perfecta. Se reconoce en su capacidad para tornar preciosas las escenas que describe, como una luz que hace el mundo más cálido y visible. 

Ernst Jünger en Los Titanes venideros. 

Agradezco de todo corazón que algunos amigos me trasladen su estima otorgándo premios a ésta bitácora. Quizás llame su atención que no haga mención de esos galardones. Aunque recibirlos me llena de orgullo. ¿A quién no? Deseo hacerles participes de otro defecto que tengo: Ignoro cual sería la manera correcta de proceder. 

IMG_3790

F/5,6 1/2500s ISO-200 25mm

Ocultos entre la infinita aridez de la llanura castellana, algunos ríachuelos, horadan valles sobre la superficie para escribir oasis de frescura y libertad. (Desde Urueña)

Read Full Post »

Runas

El contorno de una mano perfilado en grasa y hollín sobre la pared de un abrigo rocoso, señala un refugio seguro. Comunicación perpetua entre el escritor responsable de la veracidad y el perceptor de información que debe conocer el símbolo. El idioma es eficaz para transmitir la cultura entre los seres humanos que lo comparten. La palabra escrita pretende ir más allá, transformarse en una idea aprendida, en conocimiento, incluso cuando somos incapaces de hacernos entender, la lectura es el escalón más asequible de la lengua extraña. Leemos, comprendemos, hablamos y escribimos para ser incluidos entre los miembros de una sociedad y reconocidos capacitados para aprehender los usos y costumbres en vigor. Para convivir integrados. 

Runas

Algunas veces disfruto del placer que produce realizar un hallazgo inesperado

Read Full Post »

La vida alrededor

De cada suceso es percibida de distinta manera por cada una de las generaciones que conviven en la sociedad según su momento vital, ser infante, joven, maduro, viejo o anciano es una de las primeras circunstancias, lo que se encuentra en torno, que Ortega detecta como divergentes con las demás y convergentes con los coetáneos, señalando con ésta división cuales iban a ser las premisas para su trabajo.  “Yo soy yo y mis circunstancias”.

la vida alrededorMeditaciones para entender nuestro tiempo, quizás debería ser objeto de una adaptación para incorporar las modificaciones que entre todos introducimos en el uso del español y el cambio que sufrido por la sociedad ahora que, por primera vez en la historia, habitamos cinco generaciones distintas. Otro ensayo que considero fundamental para comprender el hecho humano sobre el lado occidental del pensamiento planetario. ¿Influye la edad, el estado civil, la formación, la clase social o el género en la forma de interpretar un mismo hecho? La verdad quedará determinada por la historia, pero nuestra propia comprensión de la realidad origina una respuesta inmediata por parte de cada uno de los grupos. Fui a la biblioteca. Sí. 

Read Full Post »

Una gran historia

Las amigas son para las ocasiones, tengo la suerte de compartir la de Lidia con muchos de ustedes y gozar de su inmerecida confianza. Rodando rodando me llega una propuesta para completar éste relato añadiendo siete líneas, me he permitido la libertad de acoger los textos anteriores, añadiendo al pie el nombre de los autores, y espero que, clicando sobre ellos, sean redireccionados a sus respectivos blogs. 

Es preciso tomar de a pasito  cuando el contenido es denso, finito. Se conjugan mejor los sabores en la misteriosa cueva de lo inimaginable. El paladar hace fiesta para recibir cuantiosos ingredientes desconocidos hasta entonces y dentro del delgado túnel de los sueños retenidos, emociones encontradas hacen fiesta hasta llegar a su destino.

Marifa

Et voilà! Así explicaba en mi libro de cocina, cómo detectar el sabor perfecto. Una mezcla entre lo tradicional y lo exótico; lo conocido y lo desconocido; la comodidad y la explosión de sensaciones. Y todo, con solo probar. Es la magia de la cocina, y la magia que quise transmitir cuando abrí mi restaurante. Sin embargo, algo falló y no sé el qué. Estoy en la ruina, y todo lo que aposté por este negocio lo he perdido. No me gusta pedir ayuda, pero esta vez te necesito. Espero tu respuesta.

“”Chef”” Castelle. 

ragdoll54

No esperaba para nada esta petición tan desesperada del “Chef” Castelle, tan afamado en la costa sur francesa. Y mucho menos que viniese dirigida a mí. Aquello era como si el maestro se dirigiese a la desesperada a su alumno, pero no me dejé llevar por mi inseguridad, como de costumbre. Si el gran “Chef” precisaba de mi ayuda, no sería yo quien cuestionase mi capacidad para facilitársela. Así que dejé en mis mejores manos mi propio negocio y tomé el primer tren hacia Marsella. En cualquier caso, aquello resultaría toda una experiencia para mí.

Ana Centellas

En cuanto llegué a Marsella el Chef Castelle me esperaba en la estación. Su aspecto decrépito y desaliñado me impactó. Nada tenía que ver con las fotos que antaño llenaran las primeras planas de las revistas gastronómicas más prestigiosas. 

Aparté ese pensamiento de mi cabeza, pues por fin averiguaría el propósito de su demanda. Era algo que me inquietaba bastante, pues no entendía qué querría un gran chef venido a menos de mí, un humilde zapatero.

Lidia Castro

Una exquisita limpieza imperaba en la cocina. La atravesamos sin parar hasta alcanzar el interior de la cámara frigorífica. Allí un cocodrilo eviscerado colgaba del único gancho disponible. Era la única oportunidad del Chef para impresionar a los quince afamados críticos gastronómicos que se sentarían en el comedor para degustar de su última creación. Había fracasado en cien intentos anteriores para contener el relleno en el interior del asado durante las catorce horas de horneado. Conteniendo las lágrimas suplicaba: Cose como sólo tú sabes. Aferré la lezna y mirándole a los ojos, la hundí tres veces en su pecho sudoroso. 

Carlos Feijoo

Como sea que la cuestíón parece que se complica, tengo el gusto de rogar a Mayte, que, además de una gran persona y amiga, es una excelente escritora, para que continue con éste relato. 

Read Full Post »

Ejemplares

Obedeciendo a una profunda exigencia de su organismo, se entregan apasionados al ejercicio de una actividad. En esta entrega consiguen cierto grado de perfección y entonces sin proponerse, resultan ejemplares para otros.

Antónimos: Injusto. Escandaloso. Inmoral. Imperfecto.

En vez de aventajarse en alguna de las tareas importantes del superior repertorio humano, sumergiendose en ella sin remilgos, el falso ejemplar tiene que comenzar por dar importancia a lo que no tiene, a fin de ser en algo ejemplar. Y como es más fácil no hacer que hacer, su heroísmo se compondrá, sobre todo, de renuncias y abstenciones…las clases robustas…no preguntan nunca, para estimarlo, qué es lo que no hace, sino al revés, qué hace.

J. Ortega y Gasset – La Vida Alrededor.

Tengo la enorme suerte de haber encontrado en ustedes una maravillosa amalgama de personas ejemplares, bondadosas, solidarias y ansiosas por mostrarnos la perfección que alcanzan sus obras. Este pensamiento me ha llegado a través de los años navegando sobre las páginas de un libro. Tenía que escribirlo, aunque temo que a Mariano no lo guste demasiado. 

IMG_5829

F/5,6  1/3200s  ISO-400  55mm.

En la pared de esos farallones, se encuentra un refugio prehistórico, en el cual los primeros escritores reflejaron sus inquietudes pintando extraños signos. 

Read Full Post »

.A ver autorcillo de tres al cuarto, que la providencia nos evite el disgusto de que, alcanzada la cima de su locura, publique un libro el día más insospechado.

-No osaré tanto Don José, sin consultarle su parecer antes de dar ese mal paso.

-¿Pues a santo de qué se me pone usted a escribir relatos sin reflexionar sobre las tremendas consecuencias que acarrean al mundo que, pese a ser inventado, es desde el momento de ser creado sujeto a su irresponsabilidad?

Ortega La vida

-Perdone Don José pero no lo entiendo.

-Pues permanezca atento y con los ojos de la mente abiertos cuando lea. ¡Leñe! Que en el cuento de ayer, no tuvo en cuenta los puntos de vista. Y sepa las conclusiones del Milord que propuso costear las obras para la traída de aguas a la ciudad. Convencido embarca de que son los chinos irracionales de natural, pues rechazan lo moderno para escoger la tradición. Considera al gobernador un cenutrio por oponerse al progreso y al sabio un ignorante al preferir el sistema de tracción animal a la acción gratuita de la gravedad y al principio de los vasos comunicantes. 

-Pues vaya, ya comprendo que razones no escasean para que piense de esa forma.

-¡Calle y escuche, literato de tres para al cuarto! Considera el gobernador en el grave traspies económico que sucedería a esa mudanza de costumbres, pues es sabedor que no da el manantial más agua que para llenar cada jornada las cuatrocientas cántaras que reparten los aguadores y que ni da para fuentes, ni para la carga de cien carros, por no echar esa cuenta, se ve preso ahora el anciano.

-Pues si que es sabio el gobernador y yo le afamo de tirano. Mea Culpa.

-¡No se anticipe que no da ni una escribano! Moriría el anciano por defender sus postulados, convencido de la estupidez congénita del caballero y del gobernador y sabedor de que la posterior escasez, provocará una revolución no tardando mucho, porque el terrorista no desea más que la destrucción de lo establecido y sumar acólitos a su tesis.

Incluso entre los mismos aguadores, cada uno ve la cuestión de distinta manera, el más fuerte, pierde la ventaja que le aporta ser el primero en llegar a la ciudad y el más débil milita en el bando contrario, el boyero se frota las manos ante las perspectiva de ventas, pero entre los arrieros se estudian medidas de presión para limitar la competencia de los aguadores. 

Así que cada cual tiene sus propias razones para temer o promover un cambio y no habrá solución válida que no contemple todas las opiniones. ¡Y a lo mejor ni por esas!

 

Read Full Post »

Sueños

¿Se imaginan si les toca la loteria?

IMG_3772

F/5,6 1/10s ISO-800 18mm

Read Full Post »

Older Posts »