Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘De fotos’ Category

Rockeros

Ser fantasma de un castillo encantado, tiene algunas ventajas evidentes y una multitud de inconvenientes. ¿Jugamos a las sugerencias?

-Ahorras el peluquero porque nadie viene a verte.

-Carece de parada para tomar el autobús. 

IMG_7895

F/6,3 1/2500s ISO-400 200mm

Anuncios

Read Full Post »

Entre rocas

Como el río que desciende hacia el final sorteando un obstaculo tras otro.

IMG_7918

F/22 1/25s ISO-100 42mm.

Read Full Post »

El libro ocho

Seis teclas sin rotular y sin función aparente, presionando la combinación determinada el motor se detiene en una planta intermedia encajada entre los sótanos uno y dos,  la segunda se oculta entre el dos y el tres, hacia aquella se encaminó el ascensor cuando el santo padre introduce la secuencia adecuada.  Un tablero lateral se desliza hacia el amplio pasillo que alberga doce puertas dobles a cada lado. Son habitaciones acondicionadas para llevar a cabo ejercicios espirituales en perfecto recogimiento. Así se lo explicó con cálida voz, mientras le acompañaba a una de ellas.

El mobiliario propicia la oración, un cómodo jergón, una mesa para escribir y leer y una silla. Suficiente si no se esperan visitas. Un sencillo cuarto de baño adosado, sobre la mesilla, una lámpara orientable y una selección de obras pías. Sólo omitió un pequeño detalle que descubrió cayendo bajo los efectos del gas, como en cualquier mazmorra, la puerta carece de mecanismo de apertura desde el interior. Al día siguiente le despertó un sordo dolor de garganta, quiso pedir ayuda y supo estupefacto que le habían extirpado las cuerdas vocales. Ahora será fácil acatar el segundo mandamiento. ¡No tomarás el nombre de dios en vano!
Benedicto marcó la otra secuencia. Con los dedos índice y corazón traza una cruz invertida pulsando los interruptores iniciando la marcha siete metros más abajo. Algo más cerca del infierno. Seis guardias armados vigilan la puerta del depósito de libros requisados tras diecisiete siglos de dominación cristiana. Una garantía para que el reino de Satanael perdure por los siglos de los siglos. 

El dos de Mayo del año del Señor 2013 Josep, antiguo prefecto para la doctrina de la fé, junto a un monje silencioso, ingresa en Mater Ecclesiae. el monasterio protegido por las murallas del vaticano. 

FIN

046

 

Read Full Post »

El libro siete

Aplastado bajo la carga inmensa que portaba sobre los hombros,  desde hacía unos minutos  se sentía incapaz de controlar la voz, por esa razón mantenía atrapado el labio inferior entre los dientes para impedir que la nada brotara de su boca. Leía una y otra vez las letras que formaban aquella maldita palabra. Pulsó el interfono:

– Padre Daniel hágale  pasar. Estaremos reunidos el resto de la tarde. Necesitó apoyar ambas manos para abandonar la protección del sillón tallado en oscura madera de caoba. El repujado del respaldo reproducía símbolos de la cábala. Frente al ventanal aguardaban dos sillones y una pequeña mesa que invitaban a mantener una agradable conversación. Extendió los visillos que ocultaban el ajetreo de la plaza. En dos copas de cristal de Murano sirvió una generosa cantidad de brandy Gran Duque de Alba.

Tomando su brazo, guió a Honorio hasta el sillón que ofrecía las mejores vistas, seguro de  su posición alzando la copa se dispuso a catar el licor. Mientras Su Ilustrísima alzaba con ambas manos la pesada cruz y descargaba tres kilos de oro contra su cabeza. El librero cayó, lento y silencioso. Una mancha roja avanzaba sobre la alfombra de seda persa cuando deslizaba el cerrojo clausurando el portón. Con dedos temblorosos, tecleaba el mensaje encriptado: –  Los ejercicios espirituales preparan nuestro camino. Introdujo la bonita pieza de marquetería en el maletín y presionó el botón rojo que cifraba una nueva combinación.  

Un panel de la pared encubre una escalera de caracol que le conduce hasta el potente A8 gris pizarra con matrícula diplomática, atravesando la ciudad hasta la terminal cuatro del aeropuerto de Barajas. Allí, está se halla mostrador de Alitalia. Las azafatas se afanaron para asignarle un asiento en clase Business y la escolta de dos agentes de policía para facilitar el acceso a la sala para viajeros VIP. Seis horas después del incidente, besaba devoto el anillo papal. Benedicto XVI escuchó las circunstancias del pecado cometido por el bien de La Iglesia y pronunció el veredicto: Ego te absolvo in nomine Patri, filie et espíritu sanctum. Tomando a su hijo espiritual del brazo, le condujo hacia el ascensor privado.
Por acuerdo con la recién nacida República Italiana. El estado Vaticano ocupa un pequeño territorio de la ciudad de Roma lo cual impide su expansión territorial. Los numerosos edificios con valor histórico limitan la altura de las construcciones que se pueden levantar en el escaso terreno disponible. La perentoria necesidad de desarrollo urbanístico impuso la única solución viable. Desde hace doscientos años, cada palada dada sepulta un poco más la Ciudad Santa. Parece que busca la confrontación afianzando los cimientos en territorio del enemigo. En algunos casos ha quintuplicado el número de metros originales. Mediante laberínticos recorridos subterráneos se llega a los sótanos superpuestos. Algunos de ellos  son inaccesibles a la mayoría de los habitantes.
La botonera que controla el mecanismo del ascensor de su santidad, presenta doce pulsadores agrupados formando un rectángulo de tres por cuatro. Sólo están rotulados la mitad de ellos, tres para subir las plantas superiores y los demás para penetrar bajo la plaza de San Pedro. 

 

 

Read Full Post »

El libro seis

Cómo un Gólgota sobre la mesa de nogal  un grueso prisma de cristal hace base para un crucifijo adornado con turquesas, los sesenta y cinco centímetros de oro presiden el sobrio y lujoso despacho. Una pesada puerta de roble defiende de oídos curiosos la intimidad de las conversaciones. Paciente, sobre un tosco banco de madera de pino, aguarda ser recibido en audiencia privada un hombre empalidecido, tiene aspecto de cansado catequista, viste de anticuado traje  oscuro, indicador que no hace tanto, la fortuna le tuvo en consideración. Espera alcanzar la gracia por parte de su eminencia, el Cardenal Primado en España. Ha pasado una hora desde que puso en manos del secretario la caja de taracea y una carta de presentación. De cuando en vez, la vista de su ilustrísima se detiene meditativa sobre la última palabra de la última página. Parece, un incunable perdido.  Algo desconocido por la Congregación para la Doctrina de la Fé. Un peligroso compendio de viejas herejías que creía borradas de la historia. Ha perdido la cuenta de las veces que ha leído y releído la carta de presentación al Santo Padre que lo acompaña:
Su Santidad tiene en sus manos una copia fiel, de una fiel copia, de la primera descripción escrita con sangre del cordero sobre la creación, la causa primera y la llave del final. ¿Sí del más puro lingote de oro, se extrae la lámina más fina, y de ésta se corta la tira más delgada y aún más, si de esta raya se separa el grano más pequeño y de él se obtiene una mínima partícula y se actúa dividiendo de idéntica manera, al final de este proceso que perdura? ¿La nada? ¿O el todo que representa el centésimo nombre de Dios? Palabra que, pronunciada por la boca del hombre, señala el final de los tiempos para el ángel de la luz y el principio de las tinieblas eternas que destruirán la materia del mundo y pondrá final al reino del maligno. El silencio es oro. Mil millones de euros, parece una razonable compensación a cambio de garantizar que, durante los próximos dos mil años, sobreviva la versión oficial de La Iglesia. Una transacción beneficiosa para ambas partes.

IMG_0508

Read Full Post »

El libro cinco

Honorio se sintió impresionado. El camino de vuelta a la capital le sirvió para reflexionar: Si el libro contenía la mitad de la mitad de los que decía Mosén alcanzaría un precio desorbitado. Esa misma tarde recogería el libro y pagaría lo convenido. Una voz interior le advertía que lo prudente era abandonar el negocio pero otra le empujaba a aprovechar la oportunidad que se le ofrecía. A mayor riesgo corresponden mayores beneficios. Envuelto en reflexiones se descubrió aparcando frente a la tienda del vetusto librero. ¡Alea jacta est! exclamó en voz baja, parafraseando a César. Total ese par de millones no era tanto. A unas malas, en algún momento debería comenzar a guardar algunos volúmenes  y mantener una atractiva biblioteca de originales para impresionar a los futuros clientes.

Antes de ponerlo a la venta tendría que conocer el contenido de la obra, abono lo estipulado, recogió el paquete y decidió encarar el asunto con tenacidad. Encargó un pedido al supermercado, ignorante que repetiría ese gesto en docenas de ocasiones durante los siguientes cinco años. Adquirió un par de diccionarios de persa moderno y aqueménida al español y al inglés, una gramática del mismo idioma. Pasados seis meses se apuntaría en algunos cursos online sobre el mismo idioma. Un ejemplar de la Biblia canónica a continuación otra más en versión políglota y una copia de los evangelios apócrifos. Un diccionario de arameo. Toda la literatura que pudo encontrar sobre el origen de antiguas herejías: cátaros y albigenses. Un compendio de la obra de San Juan de la Cruz, el Tao te king de Lao Tse en varias versiones. Las obras completas de Ramón Llull en facsímil. Rebuscó imágenes de cientos de laberintos. La  creciente ambición  por los escritos heterodoxos y ortodoxos le dominaba. Antes de concluir el quinto año de clausura consideró que sabía demasiado. Incluso el precio que el comprador se vería obligado a aceptar. El momento de pasar a la acción había llegado.

Read Full Post »

El libro cuatro

Y detrás una propuesta del museo de nueva Delhi, otra para llegar a un acuerdo de donación con el museo de Pérgamo de Berlín, una oferta de intercambio de la biblioteca nacional de París. Una jugosa opción de compra llegada desde la Smithsonian Institution de Washington D.C.  Perdida la cuenta de las llamadas telefónicas recibidas, Honorio barajaba la opción de desaparecer durante una larga temporada, desde que constató que había sufrido varios registros en su domicilio. 

Esos días decidido a conocer más sobre el negocio que se traía entre manos, indagó en las universidades, entre los círculos de eruditos hasta que encontró el consuelo en los consejos de un viejo rabino sefardita. Había residido durante algunos años en medio oriente, a caballo entre Alepo y Kabul la capital de Afganistán. Doctor en historia antigua del pueblo judío resultó ser un buen conocedor de la empecinada comunidad Iraní.

A pocos kilómetros de la capital, entre calles tapizadas con sonoros adoquines de un antiguo barrio provinciano y a la vera de un templo de transición entre gótico y románico, cruzando el umbral de una puerta de roble remachada con gruesos clavos. Sin advertencia en el dintel, se accede al interior de la primera sinagoga de la península, aún ocupa el sótano de un edificio alzado con muros de macizos ladrillos de la época romana que alberga media docena de viviendas. En una de ellas reside el  respetable maestro de esa pequeña comunidad.

– ¿Conoce usted la efedra? Sin esperar respuesta el anciano sigue el hilo de sus pensamientos. – Es habitual en terrenos calizos y semidesérticos, desde la Rioja hasta la costa mediterránea crece aprovechando las escasa humedad que aportan las lluvias torrenciales. La de Aragón concentra la mayor cifra de alcaloides, de ella se extraen varios medicamentos, la Efedrina entre ellos. En Irán, la antigua Persia, destilan soma, la bebida sagrada de los seguidores de Zoroastro, el profeta de Mazda, parece que así contactan con su divinidad, Ahura Mazda, el dios único.

Rezan en la cumbre ciertas montañas después de recorrer el camino en procesión honrando al dios del cielo. Persia fue de los primeros territorios en vivir una conciencia europea, era permisiva con las costumbres y leyes de los pueblos conquistados. Una de las ramas de ese culto era seguida por la tribu de los magos, los seguidores del zurvanismo, que quizás sea algo diferente, se basa en la coexistencia de dos tiempo distintos, el limitado a cuyo final traerá la victoria de la luz y el espíritu de la bondad sobre las tinieblas del maligno. ¿Le suena? Las creencias repiten los dogmas desde hace cuatro milenios, aunque ahora los sacrificios de herejes se han reducido bastante. Y el tiempo ilimitado, Zervan Akarana, la esencia inicial, la quietud y la perfección.

Mientras la excitada mente de Honorio intentaba retener cada nombre, la incansable memoria del rabino seguía destilando palabras ojeando el libro:

-La cuestión que nos ocupa, está redactado en sánscrito, describe aspectos de una religión que pervive, sus convicciones y sus ritos. De la lucha entre dos gemelos de carácter opuesto. Y del modo para convocar dragones al combate contra las serpientes y aquí viene la parte fundamental, la manera de trazar el horóscopo con los designios de Ahura Mazda para todo lo creado. Ni sola hoja brota en la rama de un árbol antes de que tenga grabado su destino. Considere que ha sido el propio dios, quién le ha otorgado esa responsabilidad. Usted decide conocer, o no, el futuro de todo lo existente.

010

Read Full Post »

Older Posts »