Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘De cuentos’ Category

Viajeros (seis)

Elisa giró en busca del andén. Isabel; desde el elevado sillón de lanzar cosmonautas al espacio de líneas paralelas que se unen en el infinito; dibujo una sonrisa de conmiseración conjurando los mejores deseos:

-¡Que antes de llegar a tu destino, te alcance de improviso una felicidad imposible!

Alterada por la presencia ajena en el angosto departamento, Elisa perdía la esperanza de tranquilizarse durante una larga noche de lectura y duermevela. Ahora se sentía obligada, a causa de su caída y recaída, a romper una lanza en favor de la concordia intergeneracional.

– ¿Y usted adonde va? se interesó educada. Yo me llamo Elisa, voy a París a tomar posesión como profesora titular de literatura, en el instituto Cervantes de esa capital.

-Una apasionante profesión la suya, dijo él, pasar toda la vida elaborando collares con palabras, sufriendo o disfrutando con emociones compartidas y presenciando los sentimientos que narran lo vivido, lo soñado o lo inventado por autores que escriben sin tener la certeza de verse publicados, se desvelan noches enteras para que lo narrado obtenga el mejor sentido. ¿Cual es el destino del viaje me pregunta? Vamos hasta el circulo polar, digo vamos, porqué a falta de circunstancias propias, compongo un conjunto indivisible con una motocicleta, que reposa en el vagón de equipajes, una tablet cargada de lecturas, la máquina de fotos y cuatro cosas más, de esas que considera necesarias cualquier hijo de vecino.

Al tiempo que habla, se levanta y con la mano izquierda, descuelga de la percha, un ajado chaquetón de piel marrón.

Mediante un resuelto ademán coloca la prenda sobre los hombros de Elisa, que no se atreve a rechazar ese cálido gesto protector.

– Valiente la decisión de comenzar una nueva vida profesional en otro lugar, alejada de la familia y de los amigos. ¿Será esta crisis perenne que la impulsa para aceptar el destino?

Elisa guarda silencio unos segundos, aprieta los labios para evitar las palabras desborden en un incontenible torrente. Acabaría por echarse a llorar, además delante de un extraño. Que horror se imagina a este hombre anonadado, sin saber como reaccionar. Resultaría impúdico abrirse a compartir confidencias con un compañero ocasional. Sin que ese desahogo fuese una catarsis individual para liberarse confesándo con un desconocido, sus temores y sus fracasos.

F/4,5 1,6s. ISO-3200 54mm.

Read Full Post »

Viajeros (cinco)

La vio llegar enmarcada por el circulo perfecto de taladros alternos, con el vacilante paso de la oscilación de unas caderas desacostumbradas a volar a la altura que le prestaban unos botines con tacón de aguja. Se la notaba dolorida, con la espalda retorcida y el brazo derecho en una imposible posición, estirado, tanto que casi semejaba cautivo a causa del esfuerzo que provocaba atoar de la maleta. Sobre el hombro izquierdo un gran bolso de viaje, tan pesado y tan pensado que jugaba todo el tiempo a deslizarse desde el tobogán de su hombro.

Vestida para la emigración. Reflexiono Isabel desde su escondite transparente. Ya parece derrotada antes de comenzar el primer asalto.

Los tejanos marcaban una atractiva silueta. Bonitas piernas largas. Apenas ocultando la piel bajo una fina blusa de seda. Un botón de más desabrochado en el escote. Traidor ese ojal holgado que concedía a ojos impertinentes el encaje bordado que bordeaba el abismo de sus senos. Unas inútiles oscuras gafas servían de telón para las muchas lágrimas vertidas. Sobre su corto cabello negro, hacia horas extraordinarias una diadema de plata.

Así alcanzó la estrecha repisa de mármol blanco. Aprendiz de antesala para desesperadas aventuras. Con la voz un algo cansada y un mucho cargada de esperanza, pidió por favor. Un billete para el nocturno de París, en primera por favor. Remarcando la petición, como quién pide limosna abandonando en el cajón, la tarjeta de débito y el carné de identidad. solicitando junto al billete un salvoconducto para obtener derecho de asilo. Rechazaría una litera, una vez dormida quería evitar ser blanco de miradas ajenas. E iniciaría la marcha a bordo del traqueteo permanente que produce el acero de las ruedas cuando golpean las delgadas juntas de las vías asegurando la continuidad de la ruta.

Trac, trac, trac, trac, trac, trac.

-¿Pasillo o ventanilla? Preguntó aburrida la funcionaria.

-Ventanilla por favor, en un compartimiento tranquilo, alejado de los ejes.

Impasible contestó: Coche dos, diecisiete uve. Y le entregó el billete, como quién despide a un naufrago hacia una isla desierta.

Read Full Post »

Viajeros (cuatro)

-¡No, no, contestó rápidamente repuesta de la impresión, ya puedo yo sola, no se moleste!

Impulsó la maleta con destreza y la dispuso sobre la red del maletero que acogió con un quejido el sobre esfuerzo solicitado por sorpresa.

En cuanto abandonó la maleta, una sacudida inesperada la lanzó de bruces; contra su compañero de viaje. La acogió con suavidad tomándola firmemente de la cintura imposibilitando que en su descenso, alcanzará los infiernos de la vergüenza rodando desde los tacones hasta el suelo.

– Hola, me llamo Víctor, se presentó, detrás de una amplia sonrisa; el hasta ese instante desconocido compañero; mientras la abrazaba sin ningún pudor, como si esa circunstancia se viniese repitiendo de forma habitual, en un abarcar constante, de muchas noches compartidas. Intentó recuperar la compostura algo azorada, entre acomodar la ropa y extender el brazo ofreciendo la mano a modo de saludo formal, frío y cortés, Con un ensayado gesto para marcar distancias. Cuando otro embate, proveniente de la maquina la hizo recaer contra el mismo abrazo, contra la misma sonrisa y contra el mismo calor, allí entre risas espontáneas, se dejo acoger; ya relajada; durante un segundo.

– Este hombre; pensó para sus adentros; tiene cálido el pecho, huele como a cuero repujado. Sentía que cierta energía, en medio del aroma a ser humano se enroscaba alrededor de su torso aterido.

Hacía un buen rato; desde que abandonó la sala de espera; que el frío castellano atravesaba sin pudor la blusa veraniega que traía puesta, ahora él templaba sus brazos helados y el calor alcanzaba su rostro.

Unos minutos antes, en el hall de la estación. Cuando las luces vacilantes imitaban a la noche, penetrando en las dependencias asistiendo al transito de unas sombras que inventadas por esas mismas luminarias, marcaban el ritmo aleatorio de un baile de fantasmas. Isabel, protegida tras el grueso cristal de la taquilla, giraba el cuello evitando que el higiénico cartel obstruyese la perspectiva qué, hasta su ergonómico sillón, se proyectaba desde la puerta de entrada.

“Hable usted delante del higiphone”.

Read Full Post »

Viajeros (tres)

Entre destellos de luz, a la derecha resucitó una cifra que apenas resultó visible unos instantes. Tras el cristal sucio y polvoriento, relampagueaba la información. Coche Dos. La puerta hambrienta de pasajeros permanecía abierta mientras permitía que el frío invadiera el descansillo del vagón.

El aire helado es un complemento imprescindible en las estaciones de tren. Con su auxilio preparan un ambiente propicio a la partida a base del principal componente, el gélido descenso de la temperatura que procede de ninguna parte y cala hasta los huesos e inspira deseos en los presentes para que rápidamente arranque el convoy, templa los pensamientos y entre enérgicos zapateados aleja la nostalgia hacia lo que abandonamos.

Se adentró en el mustio fulgor amarillo del vagón, arrastrando los pies. Contando los compartimentos, hasta descubrir la ilógica certeza en unas pequeñas placas de metal que señalaban el camino. Todo aparecía vacío y solitario hasta el señalado como 17-18 V y P. Cuando asía con fuerza la manilla de la puerta, le vio; acomodado al fondo del asiento; junto a la ventanilla; leyendo.

– ¡Vaya un viejo! Seguro que con la boina abriga un arsenal de batallas medio inventadas!

– ¡Lo que me faltaba!

– ¡Seguro que ronca como un buey!

– ¡Mierda de taquillera, vieja de los demonios, lo ha hecho a mala leche!

– ¡Todo el tren libre y me adosa junto a éste!

La puerta bien engrasada se deslizo sin oponer resistencia hacia el lado. Dotada con demasiado impulso, golpeó contra los topes y dando un brinco, intentó salir del carril. El hombre giró la cabeza buscando el origen del estruendo con ojos de color verde cansancio refugiados tras el aro metálico de las lentes.

– Buenas noches, ¿me permite que la ayude?

Read Full Post »

Viajeros

De porqué hubo una avería eléctrica en la catenaria de la línea ferroviaria, nunca se sabrá la explicación. En realidad la causa del retraso tendrá diferentes razones a las esgrimidas por la corporación, los responsables de una concesión siempre mienten, mentir es su sistema para que les cuadren las cuentas de que tantos van y cuantos vienen. Si acaso algunos se pierdan por el camino, sólo se tratará de ajustar un poco las cifras, repetir la misma falacia y mantener el criterio de que nuestro servicio es el mejor de país con una precisión muy por encima del noventa y cinco por ciento pactado en el contrato, siempre alcanzamos un resultado estadístico perfecto.

La estación aparecía amarillenta bajo el parpadeo de la trémula y cansada iluminación. Sin necesidad de que las bombillas se moviesen un milímetro, la luz se acercaba y se alejaba a su antojo, crecía y menguaba.

Elisa sentía un cierto resquemor ante la soledad absoluta que ofrecían los desiertos andenes, las baldosas aparecían teñidas con una humedad vieja que resonaba bajo las suelas de sus zapatos, toc, toc, toc, toc, el tacón de aguja llamaba a sus miedos.

¿Por qué se había puesto ese tacón, y por qué compró esos zapatos tan escandalosos que marcaban el ritmo, toc, toc, toc… en sus oídos? Sí siempre los llevo planos, son mucho más cómodos; se justificaba. Además que coño; pensaba; no me gusta llamar la atención y que los mamones con los que me cruzo por la acera, se vuelvan a mirarme el culo, son mis nalgas y de quién yo quiero que sean, no están en venta; no sería la primera vez que de improviso, desafiando el escrutinio, se giraba para sorprender al atisbador en falta.

Read Full Post »

Vangel´s

La Luna les descubre en la nave azulada, desde allí siguen vigilando.

Recuerdo la excitación que me produjo quebrar sus livianos huesos entre las mandíbulas. Los gritos horrorizados brotando de sus pequeñas bocas. El brillo de las patitas palmeadas trepando por las paredes y sobre todo, el terror de las pupilas dilatadas mientras las afiladas uñas les extraían las vísceras.

Las ranas grises no cazarán más almas, ni sorberán sangre humana, temen que más lagartos psíquicos protejan los rebaños de Ahura Mazda.

IMG_2524

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

Bipolar Clandestina

Un trocito de verdad en una vida de mentiras.

Skizzenbuch/Blog

Just another WordPress.com weblog

El Blog de Lídia

Espacio de mis historias y otros devaneos

Amar a un Chaucito

Sitio único para soñar

Arch&Life

Arquitectura . Gadgets . Arte . Cultura .

MasticadoresMuchasAlmas

Editora: Awilda Castillo - Fundador de Masticadores:deLetras: j re crivello

Consumidempobreceos

Sitio para reflexionar

CON P DE PASAPORTE

ESCRITURA CREATIVA, FEMINISMO Y COMUNICACIÓN

¿Pero qué ven mis ojazos?

Caminando por el mundo...

La librería de Chelo

Este es el blog de Chelo Puente, donde descubrirás algo sobre mí a través de las palabras escritas y leídas.

Nature Photography

Naturaleza y Fotografía

El Capitán Carallo

Humor y juegos de palabras

jm vanjav hasta en 500 palabras+

"Lo bueno, si breve, dos veces bueno y si es malo, mejor que sea corto"

Gloriaecrit

Je veux partager des mots qui se posent sur ma page. Quiero compartir las palabras que llegan a mis paginas

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

El blog de AlanJPG

Fotografía, reflexiones y pensamientos sobre la vida y su belleza.

Forever Aileen

~El Lenguaje Oculto, en el Arte de las Imágenes..., en donde danza de las letras torcidas que muestran; el otro lado de mi ser...~

Educar es Progresar

Mamá osa, carismática, #Recepcionista, sincera, a favor de las comunidades indígenas y la educación.

Amelie Fleurs

Blog de tips, cositas japonesas, lugares en Santiago, reseñas y otros!

Neurociencias divertidas

hablar del cerebro humano de manera facil, comprensible y divertida

ladoncelladelaola

Un blog para apender a escribir novela, recursos para escritores.

Confesiones entre Paréntesis

(Blog de libros y desahogo)

Lo que vale la pena

En ese rincón de un día cualquiera

In fiducia

Los mundos mágicos existen. En cada historia que contamos.✒

Alicia Adam

Estás en cada hoja que leo y cada letra que escribo

Pura Letra

Algo así como un club de lectura donde leemos autor@s independientes

UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

Templo de Elegías

En éste rincón recreo mi sentir, a veces con relatos y prosas, otras veces en breves instantes poéticos. Haijin. Poesía Japonesa y formas españolas breves.

Estancia de fotografía IFBQ

Blog de fotografía. Isabel Fernández Bernaldo de Quirós

El Rincón de Rovica

El Blog de Rosarin sobre escritos, relatos, pensamientos, música y moda

Sobrevivir a Trabajar en Casa

Trabajando en casa desde 2012, escribiendo sobre ello desde 2016.

Relatos en Tinta Roja

Relatos, historias, aforismos y dudas existenciales.

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

Pasiones de una chica

Para todas l@s que adoran vivir la vida, aprender, viajar, dibujar, la moda y mucho mas :)

SARA DE MIGUEL

Psicología, literatura, poesía y música

Montucanahualt

Es un sitio para reflexionar sobre saberes, investigación, arte, poesía y lo que acontece.

Etiliyle © -poetry and photography ™

Etiliyle © - la poesia in una fotografia ™

Desde El Cielo

Emociones, sentimientos, poemas, cuentos para niños

LeilaAbidar

Si no puedo vencer mis miedos no viviré mis alegrías…

Te Cuento de Viajes

Blog de Viajes y Pequeñas Historias. Recuerdos viajeros, experiencias, consejos, fotografías, ilustraciones

Rosa María y sus monstruos

Sonriendo, Queriendo, Simplemente Amando.